No solo existe el beneficio económico a la hora de hacer una producción multimedia: Podremos experimentar una subida de caché. El disponer de un material grabado nos diferencia del resto y nos profesionaliza.

Un material grabado facilita a los programadores de sala el que nos puedan contratar. Esto nos puede ayudar en la búsqueda y contratación de conciertos.

Un CD/DVD nos aporta visibilidad y profesionalidad. Un material bien producido, habla bien y es una tarjeta de visita muy interesante para nuevos seguidores.

Afrontar una grabación siempre es un reto. Nos obliga a preparar muy bien un repertorio, y hacer una profundización que nos hace mejorar, y evolucionar en nuestra etapa personal. Esto supone un salto adelante y una maduración.

Se puede hacer una grabación con fines solidarios, donde el beneficio irá destinado a una obra social… Esta opción es ideal para Fundaciones, Instituciones, ONGs… donde el beneficio no va a ser solamente el económico, sino el prestigio y difusión que le puede dar la organización del evento.